Hojaldre Salado de Cebolla, Manzana, Higos y Gorgonzola

¡Feliz domingo a todos!

Este mes de septiembre ha sido una auténtica locura y casi no he podido compartir con vosotros todas las recetas que me hubiera gustado. ¡Espero que esto pueda cambiar pronto! Ya que tengo unas cuantas guardadas en el tintero con las que seguro vamos a poder compartir mesa pronto.

¡Lo confieso! He cambiado a última hora la receta que tenía pensada para esta semana. Y es que, vi 2 hojaldres en la cuenta de María @saboreanda y, como no sabía por cual de los dos hojaldres decidirme a probar, ¡he echo un mix de los dos! 

No te voy a engañar, lo ideal en esta receta es que la masa de hojaldre fuera casera para que la receta tuviera mayor valor nutricional. Pero la verdad, yo no le voy a dar tanta importancia a algo que es tan poco habitual que no va a interferir de forma negativa en mi alimentación 🙂

Una vez más, gracias por interesarte por mis contenidos y mis recetas. Gracias a ti, ¡esto vale mucho la pena!

Pues, ¡vamos al lío! ¿no? Sigue leyendo y toma nota de lo que necesitas. También puedes beneficiarte de recibir algunas recetas suscribiéndote a mi newsletter,  además de compartir contigo novedades y promociones.

Ingredientes:

Para varias raciones (yo la hago para 2-3 personas):

  • 1 placa de Hojaldre. Yo compré un paquete de hojaldre fresco que venían 2 placas de 520g en total.
  • 4 higos
  • 1.5 cebolla roja
  • 1 manzana amarilla
  • 120-150g de queso gorgonzola
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de sal.

Elaboración:

  1. Picar la cebolla y saltearla con un poco de aceite de oliva virgen extra. 
  2. Poner la cebolla pochada en un escurridor para que suelte bien el agua y así que no nos quede el hojaldre demasiado húmedo.
  3. Laminar la manzana lo más fina posible y cortar los higos en 4 partes..
  4. Con la ayuda de un rodillo, estirar ligeramente la masa de hojaldre. Yo esto lo hago básicamente para que quede un pelín más grande. Pero no la estires mucho para que no se rompa.
  5. Encender el horno a 180 grados.
  6. Ponemos la placa de hojaldre sobre papel vegetal en la bandeja del horno y extendemos la cebolla pochada en la base. 
  7. Por encima de la cebolla, repartimos la manzana, los higos y el queso gorgonzola y espolvoreamos un pelín de sal.
  8. Con la ayuda de un tenedor, dobla y aplasta bien los bordes.
  9. En mi horno lo tuve 25 minutos a 180 grados. Pero lo ideal sería que no lo perdieras de vista y, cuando veas que por encima está doradito, entonces apagar el fuego y sacarlo.
  10. Para cortarlo en porciones, te recomiendo que lo dejes enfrían un buen rato. Pero se puede comer caliente, ¡al gusto de cada uno!

¡Espero que te guste tanto como a mi! ¡Feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *