Vitamina B12 y analítica sanguínea

¡Hola de nuevo!

Parece muy obvio pensar que, si te haces una analítica de sangre y le pides a tu médico que te evalúe tus niveles de vitamina B12, estos resultados vayan a ser fiables, ¿verdad? Pues siento decirte que, en función de los parámetros que te pida, esto no va a ser así.

Semanalmente me encuentro en consulta personas con analíticas recientes incompletas y/o, peticiones de analíticas realizadas por mi, cuyos resultados acaban siendo incompletos porque no se acaban pidiendo todos los parámetros que necesito. Una analítica es como una fotografía, no puedes juzgar solamente por lo que ponga ahí sino que es necesario una buena historia dietético-clínica y evaluar otros muchos factores como por ejemplo el contexto. Pero sí es cierto que nos da mucha información del posible estado de salud del paciente (de todos nosotros vaya).

Es muy típico este caso en consulta: una persona que quiere cambiar su alimentación a un patrón alimentario más vegetal y que comenta que a el/ella no le hace falta suplementarse la vitamina B12 porque en su analítica sale “perfecta”. Aunque el tema de la suplementación lo hablo en post anteriores. Hoy quiero enseñarte porque, en función de tus parámetros analíticos para medir la B12, no deberías descartar la suplementación.

Errores en la medición de la B12

Lo “normal” es que si vas al médico de cabecera, este de dé un papel (conocido como volante) para realizarte tu analítica con la determinación de B12 sérica (en sangre).  Si tras hacerte la analítica el parámetro sale “en rango” el médico te dirá que esta todo bien.

Si tu valor de B12 sale por debajo del rango sí se podría sospechar de un posible déficit y habría que tomar medidas. Pretender valorar un posible déficit de vitamina B12 teniendo en cuenta solamente la determinación en sangre de esta es un error por 2 motivos principalmente:

  1. En la determinación sérica nos estan valorando el contenido de B12 total (tanto la vitamina “activa” que tiene funcionalidad, como los análogos que estos no son disponibles para el metabolismo humano). 
  2. La analítica en sangre no detecta si la TC2 contiene B12 (proteína que se encarga de transportar la B12 por el organismo). Una malabsoción intestinal podría ser la causante de que las TC2 estuvieran vacías por una falta de absorción de B12.

¿Cómo hay que medir la vitamina B12?

Para conocer realmente cómo es el estado de nuestra vitamina B12 hay que saber que esta vitamina participa en 2 reacciones enzimáticas en las que se obtiene compuestos imprescindibles (homocisteína y ácido metil malónico). Si hay carencia en B12 estas reacciones no se podría realizar correctamente y podríamos tener un problema.

Por tanto,  podríamos decir que lo ideal sería la determinación sérica de la homocisteína y del ácido metil malónico. Si alguno de ellos o ambos salen elevados, significa que no hay suficiente vitamina B12 y la ruta en la reacción enzimática está fallando.

Parece que con esto ya se ve todo muy fácil, pero la realidad es que podría contar con los dedos de las dos manos (y me sobrarían) las analíticas que he visto midan estos dos parámetros (y ojo, llevo más de 5 años en consulta, por lo que son bastante pocas).

¿Y esto por qué? La determinación del ácido metil malónico lo suele pedir un especialista y no un médico de familia. Y además, la elevación de la homocisteína también puede deberse a otros déficits nutricionales (como un déficit en ácido fólico) o por ejemplo por hipotiroidismo, etc.

Por eso, como he comentado anteriormente, no podemos diagnosticar solamente viendo una analítica (aunque sí es importante que esta nos de toda la información posible), ya que una buena historia dietético-clínica realizada por un profesional también es esencial.

En conclusión, si eres vegetariano o vegano y/o tu dietista-nutricionista te recomienda que te suplementes, ¡supleméntate!

Espero que este post te haya ayudado. Puedes leer más en mi blog y/o en mi perfil de instagram.

¡Hasta pronto!

BIBLIOGRAFÍA:

  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5188422/
  • Libro “Guía definitiva de iniciación al veganismo” de Brenda Davis y Vesanto Melina.
  • https://veganhealth.org/should-i-get-my-b12-status-tested/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *